El kumis, su historia y diferencias con el yogur

En la mayoría de ocasiones cuando escuchamos hablar sobre el Kumis lo primero que se nos viene a la mente es su gran aporte de proteínas y su similitud con el yogur, y es algo totalmente entendible, pues son dos productos lácteos que se originan a través de un proceso de fermentación de la leche, sin embargo hay ciertos puntos que nos ayudan a esclarecer las diferencias entre estos dos alimentos habituales en las meriendas u onces de los niños.

Básicamente todo recae en el proceso de elaboración de ambos, más precisamente en las temperaturas de inoculación, tiempos de incubación, cultivo utilizado para cada proceso y, por último, en el caso del yogur se adiciona salsa de frutas, lo cual no ocurre con el kumis.

Otras diferencias

Por otra parte, el kumis, hecho a partir de kéfir, una leche fermentada a partir de una reacción lacto-alcohólica, de forma que no solo fermenta el azúcar de la leche sino también la caseína y la albúmina. En el caso del yogur ocurre diferente, pues la fermentación solo es láctica, y además nos encontramos con dos tipos de bacterias: el L. Bulgaricus y S. Termophilus.

Debido a lo anterior, podemos concluir que por las diferencias de los procesos el kumis es un producto de olor y sabor característico, más ácido que el yogurt.

Su importancia a través de la historia

Se comenta que esta bebida tuvo sus inicios a partir del siglo XIII, en la zona de Asia Central. Además, en ese tiempo se le otorgó el nombre de airag, por las tribus mongolas y el pueblo kirguís de esa parte del mundo. Pese a esto, hay pruebas de que este producto formaba parte de la alimentación de un grupo de nómadas y guerreros de pueblos arios llamados escitas, los cuales habitaron la zona de Eurasia en el siglo VII a. C.

Cabe resaltar que durante el siglo XII, Genghis Khan, un célebre guerrero mogol, alimentaba a su invencible ejército con el Kumis, esto, por sus grandes beneficios para la salud, al ser una gran fuente de proteína y calcio.

Su consumo hoy día

Esta bebida es muy común en Colombia, sobre todo por ser consumida por un público joven, resaltando los niños, los cuales suelen tomarlo en sus onces o medias nueves.

Es así como muchos de los compradores de este producto son padres de familia, quienes quieren que sus pequeños se alimenten con un producto que les encante y, a la vez, los haga crecer saludablemente.

Consigue tu kumis con nosotros

¡En Pomar disponemos de este gran alimento para tu hijo! Adquiérelo y aprovecha sus grandes beneficios al ofrecer calcio, fósforo, vitaminas B2, D y B12, magnesio, proteína y otros nutrientes esenciales para el correcto funcionamiento del organismo. ¿Qué esperas?